Cortinas Clásicas que Nunca Pasan de Moda

A pesar de que las nuevas tendencias en decoración apuestan por estilos más modernos y por los tejidos técnicos, las cortinas clásicas nunca han pasado de moda. Este tipo de cortinas combinan muy bien en casas con decoración más tradicional pero también encajan en estancias con muebles más vanguardistas: solo hay que saber elegir las cortinas adecuadas.

Si quieres incluir unas cortinas clásicas en tu salón o dormitorio, aquí te vamos a mostrar con ejemplos qué es lo que tiene que tener una cortina para considerarse clásica.

Imprescindibles para tus Cortinas Clásicas:

  • Los volantes se pueden hacer rectos pero también hay quienes los prefieren con ondas. Están confeccionados con una tela “pesada” ya que le aporta rigidez a la cortina. Para la elección del color/estampado podemos jugar con diferentes opciones: volante del mismo tejido/color que la cortina, volante con tela estampada (perfecto si nuestra cortina es lisa) o volantes del mismo tejido que las cortinas exteriores (en el caso de cortinas dobles).
  • Incluir un rebullo en la parte superior de nuestras cortinas le aportará volumen extra. También podemos elegir cortinas a tablas o que estén confeccionadas con fruncido. Así conseguiremos un toque diferente a nuestra cortina.
  • Las abrazaderas y pasamanerías serán tu aliado perfecto. Son un complemento muy práctico que pueden servir a modo decorativo, por ejemplo, cuando tenemos dobles cortinas, las exteriores las podemos tener siempre recogidas con abrazaderas. Pero también las podemos incluir cuando queremos dejar pasar la luz al interior y no queremos mover la cortina. Existen abrazaderas de diferentes tipos: tela, acero, madera, cuero, de imán, con cordones, lazos…
  • Los tejidos ricos como la organza o las telas de tapicería y con peso aportarán un toque más señorial a la estancia. Sin embargo hay quien prefiere tejidos más livianos y sencillos para las cortinas clásicas. En las cortinas dobles se pueden combinar ambos utilizando una tela ligera y lista para el cuerpo de la cortina y dejando el tejido con más cuerpo para los volantes o abrazaderas.
  • Tejidos lisos, estampados con flores (grandes o pequeñas según el estilo que más nos guste), con rayas o combinados… Estos son los tipos de telas que más fieles son al estilo clásico.

Sabemos que vas a acertar seguro si eliges cualquiera de los estilos de cortina que te hemos enseñado en este post, pero nos gustaría mostrarte otras opciones para tus salones o dormitorios clásicos como los estores o paneles japoneses.

Esperamos que los amantes de las cortinas clásicas y tradicionales hayáis disfrutado con este post para conseguir un estilo clásico y tradicional en nuestras cortinas. Elegir una cortina clásica no es una tarea sencilla, así que si tenéis dudas para elegirlas, dejaros asesorar por los profesionales y especialistas en cortinas. Nosotros estamos a tu disposición. 😉